Log in

Información al Consumidor

Información al Consumidor

La verdad sobre las pastas dentales blanqueadoras.

Teóricamente el carbón activado es una sustancia "saludable y desintoxicante”, que ha cobrado gran protagonismo últimamente como ingrediente de higiene o alimentario, dejando olvidados sus potenciales daños. Lo encontramos en pizzas, hamburguesas, bollería y comida rápida entre otros muchos alimentos y en las pastas dentales que se promocionan para el blanqueamiento de los dientes y la eliminación de impurezas.  

Un estudio publicado en el British Dental Journal, considera que el reclamo de blanqueamiento y eliminación de impurezas, es puro marketing, y que el carbón activado es incluso perjudicial para la salud. Una revisión de 118 artículos y una base de datos de hasta 50 pastas dentales que contenían este producto, llegó a la conclusión de que existía una insuficiente evidencia científica para justificar cualquier beneficio estético o para la salud, descartando efectos antibacterianos, antivirales o antifúngicos a nivel dental y capacidad para reducir las caries o blanquear los dientes.

Estas pastas dentales también carecen de flúor, el cual cuando se incluye en bajos niveles, es esencial para la salud dental en la prevención de caries y remineralización de los dientes; solo el 8% de las pastas dentales analizadas contenían flúor, cuya acción, además, pudiera ser anulada por el carbón activado. El nivel de abrasividad de estas pastas dentales con carbón activado puede dañar el esmalte y las encías.

Si bien es cierto que se usó en la antigua Grecia como producto de higiene dental, los autores del nuevo estudio no recomiendan su uso en pastas dentales, pues según la evidencia científica actual, consideran que los daños podrían superar los riesgos.

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.