Log in

¿Se justifican siempre los tratamientos para el cáncer? ¿Cuál es su opinión?

Este es un tema delicado que despierta pasiones encendidas, donde cada uno de nosotros opina según la experiencia vivida y en el cual a veces es difícil sacar nuestras propias conclusiones, teniendo en cuenta que la mayoría de los oncólogos defienden los tratamientos convencionales para el cáncer -cirugía, quimioterapia y radioterapia- justificándolos en la mayoría de los casos, lo que nos lleva a creer ciegamente en sus recomendaciones cuando nuestra vida es la que está en juego. Hoy día, ya no todos los oncólogos están de acuerdo en cómo se está enfrentando el cáncer.

A continuación recopilamos información valiosa que debemos conocer:

En mayo del año 2013 el diputado conservador británico Maurice Saatchi presentó ante la Cámara de los Lores la siguiente pregunta dirigida al Gobierno: "De las muertes registradas como consecuencia del cáncer, ¿en qué proporción la causa real fue el tratamiento para el cáncer?”

El Subsecretario de Estado del Ministerio de Salud, Earl Howe, respondió: “La Oficina Nacional de Estadística publica anualmente los datos nacionales de mortalidad por cáncer y se recogen los datos en los que el cáncer figura como causa de muerte pero no si la causa real fue el tratamiento. Por tanto lo lamento pero no soy capaz de proporcionarle esa información”.

Maurice Saatchi, replicó: “La clave de la cuestión es que no hay respuesta a la misma, no sabemos si como resultado del tratamiento muere el 1% o el 100% de los pacientes. Pero, sí sabemos que los medicamentos para el cáncer dañan el sistema inmune del paciente a tal punto que no pueden resistir infecciones como el MRSA, la E. coli o una septicemia. ¿Está de acuerdo mi noble amigo en que las estadísticas oficiales del Reino Unido no permiten distinguir entre las muertes por cáncer y las muertes por los tratamientos para el cáncer?"

El Subsecretario asintió y accedió a investigarlo advirtiendo que "puede ser difícil identificar la causa precisa de la progresión o secuencia de factores que dan como resultado la muerte, especialmente entre las personas con cáncer en fase terminal o que son particularmente frágiles y experimentan ya un grave deterioro físico".

Por otro lado, los oncólogos Colin B Seymour y Carmel Mothersill de la Universidad McMaster de Hamilton especializados en radioterapia para el tratamiento del cáncer de mama, publicaron un artículo en el que señalan que todo lo que cree saberse sobre cáncer debería revisarse en profundidad ya que a su juicio las agresivas terapias oncológicas no se justifican en muchos casos. Estos expertos en radioterapia aseguran que se está sometiendo a muchos pacientes a radiaciones innecesarias de carácter preventivo, como mamografías, radiografías y TACs, sin tener en cuenta que son cancerígenas y que muchas de las muertes que se achacan al cáncer se deben en realidad a los tratamientos para el cáncer.

La Sociedad Internacional para el Estudio de la Dinámica de Protones en el Cáncer, que cuenta con más de 150 miembros provenientes de universidades y centros de investigación punteros de más de 30 países, señala por su parte, que no se sostiene defender que la palabra cáncer defina en realidad a doscientas patologías diferentes, cuando todos los tumores tienen más factores en común que diferencias y debieran abordarse de la misma manera y en el mismo punto del proceso biológico y acotan “Sólo podremos curar lo que podamos entender primero.”

Lo cierto es que cada vez se hace más difícil distinguir entre lo que se sabe y lo que se cree saber y pudiera ser que cierta cantidad de las muertes que se achacan al cáncer se deban en realidad a los tratamientos para el cáncer, los cuales no solo no se justifican en un alto porciento de los casos, sino que también son peligrosos y lo provocan.

La Sociedad Norteamericana de Oncología Clínica recomienda que los pacientes con cáncer avanzado y Grado ECOG 3 o mayor, no deben recibir quimioterapia. Suministrar este tratamiento “por si acaso” o porque “de repente puede mejorar”, no es un razonamiento científico. La quimioterapia “paliativa” a un enfermo de cáncer terminal no solo es inútil para alargarle la vida, sino que le empeora la calidad de vida.

Desde el síndrome de fatiga crónica, pasando por el hipotiroidismo, diabetes, arteriosclerosis, y llegando hasta el cáncer, leucemia, lupus, esclerosis múltiple o Alzheimer, nos encontramos ante indicadores de que nuestro natural sistema defensas se encuentra en crisis. De ahí la importancia de acercarnos a todo aquello que ayude a recuperar la vitalidad de nuestro sistema inmunológico.

¿Habrá llegado ya la hora de replantearse de forma urgente los tratamientos utilizados en casos de cáncer?

 Le invitamos a leer “Los otros ojos del cáncer”.

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.