Log in

La calabaza: una sabia elección.

  • Published in Nutrición

La calabaza es definitivamente una excelente elección sobre todo en las dietas de adelgazamiento por su bajo contenido calórico, y para quienes sufren de retención de líquidos o de estreñimiento gracias a su alto contenido de agua y fibra. Su alto contenido de fibra la convierten además en un alimento muy saciante, digestivo y de efecto diurético que ayuda a regular el nivel de glucosa en la sangre.

Es además rica en licopeno y carotenoides, destacan la presencia de la vitamina A, E y C, un importante aporte de antioxidantes y de magnesio, potasio, fósforo, hierro y calcio. No posee muchos hidratos de carbono y escasa cantidad de grasas. Sus semillas son ricas en zinc, de ahí su poder nutricional para reforzar el sistema inmunológico, prevenir gripes y catarros y para expulsar parásitos intestinales. Tambien cuida el sistema cardiovascular, los riñones y el aparato urinario y beneficia la salud ocular.

Existe una gran variedad de calabazas y todas comparten una pulpa dulzona, una cavidad repleta de semillas de alto valor nutricional y una corteza dura que permite su conservación. Generalmente se consume cocida o horneada, pero es una verdura muy versátil en la cocina, que también se puede saltear, utilizar en sopas, cremas, purés, guarniciones, postres, etc. y las semillas de calabaza son una excelente botana. Una opción ideal es al vapor con todas sus partes para que mantenga todos sus nutrientes. Los expertos recomiendan no cocerla en exceso, máximo unos 20 minutos, para conservar sus nutrientes.

Las únicas contraindicaciones de la calabaza están relacionadas con sus semillas, que si se consumen en grandes cantidades, pueden provocar indigestión y diarrea por el exceso de fibra. También se han reportado casos de alergias a las semillas.

 

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.