Log in

Actualidad

Inflamación celular: el enemigo silencioso que arruga, engorda y degenera.

La inflamación crónica celular, que no es catalogada como una enfermedad y no presenta síntomas, es el origen de múltiples patologías como el Alzhéimer, Parkinson, diabetes, enfermedades cardiovasculares e incluso acáncer de pecho, garganta y colon.

Esta alteración surge como un mecanismo de protección del organismo frente al ataque de virus, bacterias, golpes o incluso por el deterioro de las células; el organismo recibe miniagresiones, estimula las enzimas malas para defenderse y destruye los tejidos sanos. Este mecanismo ocurre en cualquier órgano, ya sea el corazón, el hígado, el riñón o la piel. En una primera fase, se digieren los elementos enemigos, y en la siguiente, los tejidos se regeneran. Esta inflamación, que sí es buena, si se vuelve crónica, entonces es dañina.

Las causas son una mala nutrición, donde se abusa de una dieta rica en hidratos de carbono o en azúcar, el estrés, la falta de sueño, el exceso de exfoliación, la contaminación, el tabaco, el sol y los jabones con químicos.

Según estudios de la Universidad de Bonn y de Massachusetts, el desgaste de las células, provocado por una mala alimentación, el estrés o la contaminación, se convierte en el enemigo invisible número uno de la belleza. Las arrugas, la sequedad, las rojeces o las manchas pueden ser señales de una inflamación interna o externa. El frío es un excelente anti-inflamatorio, por lo que los expertos recomiendan enfriar mascarillas faciales con ingredientes como la manzanilla o el ácido hialurónico y aplicarlas durante 20 minutos.

Es difícil saber si estamos inflamados, pero aparentar menos edad es un signo de “inmunidad” a este proceso, según muestra un estudio de la Universidad Sur de Dinamarca que concluyó que cuanto más cortos son los telómeros, más inflamación crónica existe.

Una manera de comprobar si estamos inflamados, es mediante un análisis de sangre para detectar la proteína C reactiva ultrasensible (PCRus), un indicador que descubre problemas cardiovasculares y reumáticos. La Sociedad Estadounidense del Corazón estableció que en valores inferiores a 1 miligramo de PCRus por litro de sangre (mg/l), no se está afectado, mientras que más de 3 mg/l, el riesgo de sufrir inflamación es alto. Pero este biomarcador no detecta qué órgano es el afectado, si el hígado, la piel o el corazón. Otros indicadores son los interferones y las interleucinas, unas proteínas que trabajan en el sistema de defensa, muy sofisticados y, por lo tanto muy costosos de medir.

Cuando nos inflamamos, nos oxidamos y liberamos radicales libres, causantes de la tez apagada y las arrugas. Ejercicio físico, dejar de fumar, nutrición, controlar el estrés y equilibrio hormonal son la clave para mantener la inflamación silenciosa a raya.

Vinculan los edulcorantes a daño de la flora intestinal y alteración del metabolismo.

Un nuevo estudio presentado en la Reunión Anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes, señala que los edulcorantes bajos en calorías interrumpen el microbioma intestinal, afectando la absorción y el control de la glucosa.

Muchos fabricantes prefieren añadir edulcorantes bajos en calorías para captar la atención del consumidor en su afán por la pérdida de peso, pero el exceso de edulcorantes bajos en calorías está relacionado con un control glucémico más deficiente y un aumento en los niveles de hemoglobina glicosilada.

La investigación demostró que una cápsula de edulcorante bajo en calorías altera la flora intestinal a favor de las bacterias patógenas, en comparación con un edulcorante placebo y confirmó que su excesivo consumo puede influir de manera negativa en la eficacia de los medicamentos para la diabetes.

 

Dormir 6 horas o menos causa resaca y deshidratación.

Un estudio publicado en la revista especializada Sleep, realizado por la Universidad Estatal de Pensilvania en colaboración con investigadores chinos, revela que quienes duermen seis horas o menos en la noche, tienen mayor probabilidad de deshidratación.

Durante todo el día el cuerpo libera la hormona lvasopresina para ayudar a regular el estado de hidratación del cuerpo; también lo hace durante el sueño nocturno, donde se libera más rápidamente. Entonces, si te despiertas antes, ocurre una interrupción en la hidratación del cuerpo.

La deshidratación afecta negativamente el estado de ánimo, el rendimiento físico y la cognición; y cuando se convierte en crónica se eleva el riesgo de infecciones del tracto urinario y cálculos renales.

Las horas recomendadas son de 7 a 8 horas y si duermes menos, el sistema hormonal del cuerpo que regula la hidratación se verá afectado provocando la sensación de resaca al día siguiente. Beber agua suficiente, ayudará a contrarrestar este efecto.

Alerta sobre el uso de colorantes en los alimentos.

Cada vez son más las condiciones de salud que se asocian al uso de los colorantes en los alimentos. Entre los colorantes más señalados como dañinos están el Rojo 40, el Amarillo 5 y el Amarillo 6, de los cuales se obtienen la mayoría de los demás colores. Estos aditivos además de ser relacionados con alergias, cáncer, daños en los órganos y otros problemas de salud, también se asocian con un empeoramiento en los niños de condiciones como el autismo, la hiperactividad y el déficit de atención.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), no ha prohibido el uso de los colorantes, ya que hay sectores que sostienen que aún no hay evidencia suficiente que relacione los colorantes con las enfermedades mencionadas.

Sin embargo, estos son los colores que han sido prohibidos en algunos países europeos:

  • Azul 1 - Daño cromosomático.
  • Azul 2 - Cáncer cerebral.
  • Rojo 2 - Cáncer de vejiga.
  • Rojo 3 - Daño cromosomático, cáncer de tiroide y efecto neuroquímico y de comportamiento.
  • Verde 3 - Cáncer de vejiga
  • Rojo 40 - Daño cromosomático y línfomas.
  • Amarillo 5 - Daño cromosomático, linfomas, alergias, asma, hiperactividad, comportamiento violento, insomnio y cáncer de tiroide.
  • Amarillo 6 - Asma, hiperatividad, urticaria, daño cromosomático y cáncer de tiroides.

Cuando los alimentos te parezcan demasiado atractivos por sus colores, debes detenerte y pensar antes lo que puede representar su consumo para tu organismo.

¿Cuántas tazas de café al día son seguras para el corazón?

Un nuevo estudio realizado por la Queen Mary University of London, presentados en la Conferencia Anual de la Sociedad Cardiovascular Británica celebrada en Mánchester, demuestran que el café no es tan malo como se pensaba para el corazón, ni para las arterias.

La investigación incluyó a personas que beben hasta un máximo de 25 tazas al día, pero el consumo promedio entre el grupo con mayor consumo de café fue de cinco tazas diarias. Aunque el estudio excluyó a quienes tomaban más de 25 tazas diarias, los autores señalaron que incluso entre las personas que tomaban hasta 25 tazas, no existía una relación con el endurecimiento de las arterias

Un estudio anterior publicado rpor el American Journal of Clinical Nutrition, que evaluó a más de 347.000 individuos, concluyó por su parte, que consumir menos de 6 tazas de café al día no tiene perjuicios para la salud, y consideró que superar esa medida, aumentaría en un 22% el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Esta nueva investigación descarta uno de los posibles efectos perjudiciales del café en las arterias.

¡ATENCION! Graves riesgos de la dieta Keto.

Ya sabemos que las dietas se mueven a menudo por tendencias y desafortunadamente la popularidad va por delante de demostraciones científicas sobre sus riesgos para la salud.

Una de las últimas novedades es la dieta cetogénica o dieta Keto, que consiste en ingerir solo grasas (hasta 75% en total) y pocos carbohidratos y fibras. (5 al 20%). Y te preguntarás ¿cómo se pierde tanto de peso consumiendo tanta grasa? Porque al no consumir carbohidratos ni proteínas, alimentos escenciales para el funcionamiento del organismo, el cuerpo entonces utiliza las grasas que tienes depositadas en él, para transformarlas en energía. El hígado deja de consumir glucosa como forma de energía y la sustituye por la proveniente de la grasa. El cuerpo entra en un estado de “cetosis”, las reservas de grasa en el cuerpo son convertidas en cetonas, que alimentan los músculos y el cerebro en lugar de glucosa. El cuerpo se convierte en una máquina de quemar grasa. Los cuerpos cetónicos promueven la ausencia de hambre y hay una sensación mayor de saciedad por la alta presencia de proteínas y grasas, que son más difíciles de digerir que los hidratos. Es, sencillamente, una nueva version de la dieta Dukan que permite adelgazar de forma rápida, pero arriesgando la salud.

Una nueva investigación publicada en la revista Journal of Physiology ha confirmado que las dietas cetogénicas pueden causar un mayor riesgo de diabetes tipo 2 en la etapa inicial de la dieta. En su estudio, los investigadores han demostrado que este tipo de dieta 'milagro' altera el proceso para controlar los niveles de azúcar en la sangre, provocando además resistencia a la insulina en el hígado.

Además de un mayor riesgo de diabetes, los altos índices de colesterol pudieran provocar una falla sistémica en el organismo y derivar en arritmias o ataque al corazón o cerebro, puede generar episodios de estreñimiento por la falta de fibras, calambres, mal aliento, astenia, provocar pérdida de energía, cansancio, fatiga y desmayos pues la falta de proteínas y carbohidratos incide en el desarrollo de las neuronas, limita al organismo de vitaminas y minerales indispensables por la reducción de vegetales y frutas, reduce el nivel cognitivo pues el cerebro reemplaza la glucosa por cuerpos cetónicos y en casos extremos pudiera producir cetoacidosis si los cuerpos cetónicos se incrementan de manera masiva en la sangre, llegando a producir daño en algunos órganos o incluso el coma.

Aunque los riesgos están latentes para todos, los mas vulnerables son las personas con problemas hepáticos o cardíacos, mujeres embarazadas o en período de lactancia, personas con insuficiencia renal, y existe un peligro potencial con el tema de los medicamentos, por ejemplo los medicamentos para la diabetes.

Ten presente que la dieta cetogénica no es una dieta que promueve hábitos de vida saludables ya que no incluye una alimentación equilibrada, es solo una riesgosa alternativa para perder peso y grasa. Y recuerda que para cualquier régimen nutricional es necesario ponerse en manos de nutricionistas y dietistas profesionales.

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.