Log in

Información al Consumidor

¿Cuáles son los posibles riesgos asociados al consumo de aceite de hígado de tiburón?

Si bien hay estudios que indican que el aceite de hígado de tiburón puede ser beneficioso para ciertas condiciones de salud, todavía no hay suficiente información para determinar si el aceite de hígado de tiburón es completamente seguro, por lo que es muy importante antes de tomar este suplemento, conocer sus efectos secundarios y consultar con un profesional médico para minimizar posibles riesgos a su salud.

La Administración de Alimentos y Medicamentos no rige ni regula estrictamente hierbas o suplementos, por lo que no hay garantía de seguridad, resistencia o pureza y los efectos secundarios pueden variar.

Las siguientes condiciones pueden ser potencialmente graves:

  • Dosis demasiado altas para experimentar una reducción de la presión arterial pueden causar un mayor riesgo de sangrado. Por lo tanto, es necesario consultar con un profesional médico antes de tomar este tipo de suplemento.
  • Estudios científicos han demostrado que las personas que toman cantidades excesivas de aceite de hígado de tiburón experimentan un empeoramiento en los niveles de lipoproteínas de baja densidad, que es el colesterol “malo”.
  • Las personas que toman medicamentos para el corazón y consumen también aceite de hígado de tiburón como protección secundaria, corren un mayor riesgo de experimentar los efectos secundarios de los medicamentos y terapias tradicionales del corazón.
  • Las personas que tienen alergias o son hipersensibles a los peces no deben tomar aceite de hígado de tiburón. Se han reportado casos de anafilaxia y erupción cutánea en personas alérgicas a los frutos secos o ciertos ácidos alfa-linolénico o ácidos grasos omega-3 (ambos contenidos en los suplementos de aceite de hígado de tiburón) que se obtienen de las nueces a las que son alérgicas.

Otros efectos secundarios incluyen, además de un olor desagradable, eruptos, acidez estomacal, fuerte sabor en la parte posterior de la garganta, náuseas, gases, hinchazón y dolor de estómago e, incluso, diarrea y heces blandas.

Su consumo durante el embarazo y la lactancia debe ser evaluado por el médico, pues no existen estudios al respecto; y de manera similar, el uso de cápsulas de aceite de hígado de tiburón en niños carece de estudios.

Actualmente no se cuenta con suficientes evidencias sobre la posible interacción del aceite de hígado de tiburón con alimentos, medicamentos, hierbas y otros suplementos. Los estudios realizados a la fecha se consideran incompletos.

  • Visto: 91

OMS: alcohol mata a una persona cada 10 segundos

El alcohol mata cada año a 3,3 millones de personas en el mundo, una cifra superior a las muertes por Sida, tuberculosis y violencia juntas, advierte la Organización Mundial de la Salud (OMS), alertando de un empeoramiento de la situación.

Una de cada 20 personas fallecidas en el mundo muere por alguna de las más de 200 enfermedades vinculadas al alcohol, según un informe publicado por la OMS.

Un 5.9% de los fallecimientos en el mundo (7,6% en hombres y un 4% en mujeres) a causa de enfermedades infecciosas, accidentes de circulación, heridas, homicidios, enfermedades cardiovasculares o diabetes tienen alguna relación con el consumo de alcohol.

“Esto significa una muerte cada 10 segundos”, dijo Shekhar Saxena, director del Departamento de Salud Mental de la OMS durante una rueda de prensa.

  • Visto: 803

Productos de limpieza que no debes mezclar

Las principales combinaciones que debes evitar son las siguientes:

  • Lejía con alcohol en gel: de la mezcla de ambos se produice el cloroformo y el ácido muriático, que pueden dañar el sistema nervioso, los pulmones, los riñones, el hígado, los ojos y la piel.
  • Lejía y amoniaco: cuando se mezclan generan unos vapores que pueden dañar tu sistema respiratorio.
  • Vinagre con bicarbonato de sodio: ambos productos anulan su efecto limpiador y pueden llegar a explotar si se acumulan en un espacio cerrado..
  • Lejía y vinagre: cuando se combinan, se producen vapores tóxicos que pueden dañar el sisema respiratorio y causar irritación en los ojos.
  • Vinagre y agua oxigenada: produce ácido paracético, que puede causar picazón en los ojos, daños en la nariz, la garganta, los pulmones y la piel.

Siempre ten presente que los productos de limpieza son creados con diferentes formulas, por lo cual a veces pueden reaccionar. La mejor recomendación es no mezclarlos.

  • Visto: 157

Tan sólo 12oz de refresco pueden elevar el riesgo de diabetes

Beber apenas un refresco endulzado con azúcar de 12 onzas (35.5 centilitros) al día puede aumentar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 hasta un 22 por ciento, plantea un estudio europeo.

El hallazgo se basa en un análisis de datos recolectados de más de 28,000 personas en Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, los Países Bajos, España, Suecia y Reino Unido.

Se cree que tanto la ingesta calórica total como el IMC desempeñan un papel en el vínculo entre los refrescos endulzados con azúcar y el riesgo de diabetes. El hecho de que el riesgo de diabetes se redujo solo ligeramente cuando se tomaron en cuenta estos dos factores podría indicar que el efecto de los refrescos azucarados sobre la diabetes va más allá de su impacto sobre el peso corporal, señalaron Dora Romaguera, del Colegio Imperial de Londres, y colegas.

El estudio halló una asociación entre el consumo de refrescos azucarados y un mayor riesgo de diabetes tipo 2. Los hallazgos aparecen en la revista Diabetologia.

El aumento del 22 por ciento en el riesgo de diabetes entre los europeos que beben refrescos endulzados con azúcar es similar a lo que investigaciones previas habían mostrado, a saber, que los norteamericanos que consumen esos tipos de bebidas tienen un riesgo de diabetes un 25 por ciento más alto, comentaron los investigadores en un comunicado de prensa de la revista.

Su chequeo médico regular es el punto de partida para la detección y cuidado de la diabetes.

 

 

  • Visto: 2112

Reflujo ácido: ¿cuáles alimentos se deben evitar?

 

Quienes sufren de reflujo gastro-esofágico pueden minimizar su malestar eliminando ciertos alimentos de su dieta:


• Alcohol

• Alimentos altos en grasa

• Bebidas carbonatadas

• Café (incluido el descafeínado)

• Chocolate

• Cítricos

• Comida picante

• Lácteos

• Tomates

Es muy importante tener en cuenta el tamaño de las porciones de los alimentos a consumir. Se deben sustituir las grandes cantidades, por comidas más pequeñas con mayor frecuencia. De esta forma no se sobrecarga el estómago, garantizando una secreción mínima de ácido.

Entre los alimentos que ayudan a aliviar el reflujo ácido, están la papaya, la piña, y los alimentos altos en fibra sobre todo los vegetales sin almidón y las frutas como las vallas.

 

  • Visto: 2642

¿Sabías que las carnes son etiquetadas incorrectamente, ocultando trazas de otros animales?

La Agencia de Normas Alimentarias Británica, recopiló muestras provienentes de 487 empresas, incluídos restaurantes y supermercados de Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte, encontrando que una quinta parte de las carnes contenían ADN de animales que no figuraban en el etiquetado. Productos como la carne molida, las salchichas, los kebabs y los curries llevaban un etiquetado erróneo

En los datos revelados algunas muestras contenían ADN de hasta cuatro animales diferentes, mientras que otras no contenían ningun rastro de la carne que aparecía en la etiqueta del producto. El ADN de vaca fue el contaminante encontrado más comúnmente, seguido por el cerdo, pollo, oveja y pavo. El producto cárnico más etiquetado de manera fraudulenta es la carne molida, seguida de las salchichas, los kebabs y los curries. En la investigación también figuran comidas preparadas como espaguetis a la boloñesa y pizzas.

Los expertos señalan que este fraude alimentario de reemplazar la carne cara con un producto más barato, es un problema global que ha existido durante siglos.

 

 

  • Visto: 353