Log in

Bebidas gaseosas PELIGRO


Las gaseosas son uno de los grandes males silenciosos que nos ha tocado padecer. Es un enemigo que camina a paso lento pero firme; degenerando, poco a poco, la salud. Si no fuera por los poderes económicos y sus claros intereses, las bebidas gaseosas deberían llevar un sello parecido al de los cigarrillos.

Una nueva investigación sugiere que un conservante común en los refrescos con gas puede causar un grave daño celular, desactivando partes vitales del ADN, lo cuál puede conllevar a una cirrosis del hígado y a enfermedades degenerativas como el Parkinson.

La preocupación gira alrededor de la seguridad del E211, conocido como benzoato de sodio, un conservante que se deriva del ácido benzoico, y se utiliza en los refrescos con gas en grandes cantidades para evitar la formación de moho.

El benzoato de sodio combinado con el aditivo vitamina C en refrescos con gas da lugar al benceno, una conocida sustancia cancerígena.Un examen de la Food Standards Agency (FSA) sobre el benceno en refrescos con gas, descubrió el pasado año niveles muy elevados en cuatro marcas que fueron eliminadas del mercado.

El profesor Peter Piper, un experto en envejecimiento de la Universidad de Sheffield ha hecho público otro de los peligros del benzoato de sodio: el benzoato daña una zona importante del ADN en la mitocondria de las células, hasta el punto de desactivarla totalmente. Los daños en esta zona se relacionan con el envejecimiento, enfermedades neurodegenerativas y el Parkinson.

Aunque el uso del benzoato de sodio ha sido aprobado, su impacto a largo plazo es incierto.

Todos estos aditivos se incluyen dentro del grupo de conservantes y se les distingue como ácido benzoico (E 210), benzoato sódico (E 211), benzoato potásico (E 212) y benzoato cálcico (E 213).

Los sulfitos, también contenidos en estos refrescos, son aditivos conservantes (del E 220 al E 228) que pueden causar urticaria, diarrea, asma, y opresión en el pecho, entre otros síntomas.

Por su parte, los aditivos colorantes junto a los benzoatos y sulfitos, provocan serias reacciones alérgicas. Dentro de los más problemáticos se incluyen el  E102 o tartracina, E110 o amarillo anaranjado S, E122 o azorrubina, E120 o rojo cochinilla y E129 o rojo allura AC. Los niños son los que están más expuestos a este tipo de aditivos ya que se trata de componentes habituales en las golosinas de colores.

En resumen, las gaseosas, carecen totalmente de valor nutritivo, y sólo traen serias  complicaciones a la salud. Muy pocos consumidores toman sólo un vaso de estos refrescos, generalmente toman más de un litro diario, lo cuál lo convierte en un problema endémico que afecta a miles de millones de personas.

 

 

 

 

Last modified onMartes, 09 Agosto 2016 15:15

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Tu alternativa nutricional contra el envejecimiento.